Riesgos en el desmontaje de ascensores

Una mala gestión de los riesgos que implica el desmantelamiento o demolición de ascensores en edificios por remodelar o demoler puede derivar en accidentes indeseados. Recientes investigaciones de accidentes, incluidas muertes, han sugerido que las malas prácticas laborales son comunes durante esta actividad.

Los trabajos de desmontaje, desmantelamiento y demolición se llevan a cabo muy a menudo sin la participación de las empresas de ascensores, que son las que están mejor preparadas para apreciar los riesgos que implican.

Desmontaje de ascensores

Cuando ya no se necesita un ascensor y se pone fuera de servicio pero no se retira, por ejemplo, todavía unido a sus medios de suspensión con posibilidad de caída, o donde las puertas de piso se han dejado en su lugar, existen claramente ciertos peligros. Los riesgos de estos, sin atención, aumentarán con el tiempo.

Algunos de estos riesgos se pueden mitigar, por ejemplo, las puertas de los pisos se pueden cerrar con pernos para evitar el uso indebido y el acceso no autorizado al hueco del ascensor o las cabinas del ascensor se pueden bajar sobre sus topes para evitar caídas.

Sin embargo, aún pueden existir otros peligros, por ejemplo, riesgo de caída si la cabina o el hueco del ascensor todavía son accesibles o caída del contrapeso si la cabina está amortiguada o movimiento incontrolado. Incluso cuando se han tomado medidas, podrían permanecer riesgos residuales. Cuando estos riesgos están presentes, según lo identificado por la evaluación de riesgos del propietario del edificio o de la persona responsable, se recomienda que el ascensor tenga al menos una cobertura de mantenimiento proporcionada por su ascensorista habitual.

Artículo relacionado:  Inspección Periódica Obligatoria del ascensor

Retirada del ascensor antiguo

Antes de desmantelar una instalación, se debe realizar una evaluación de riesgos para determinar los riesgos y acordar la forma de controlar esos riesgos. Los elementos del equipo siempre se deben bajar controlados y no se debe permitir que caigan libremente.

Incluso después de la clausura, persisten muchos peligros y los riesgos pueden aumentar considerablemente con una secuencia inadecuada para el desmantelamiento. Es probable que los métodos utilizados para retirar el viejo equipo de elevación tengan sus propios peligros. El antiguo equipo de elevación puede tener peligros, además de los peligros genéricos asociados con los ascensores, y deben estar cubiertos por el archivo de seguridad del propietario, que debe revisarse. La evaluación de riesgos debe tener en cuenta las características del ascensor.

El desmantelamiento y la retirada del ascensor solo debe ser realizado por un contratista debidamente calificado y después de una evaluación de riesgos específica del sitio.

Al desmantelar, se debe retirar todo el equipo del ascensor y asegurar el hueco del ascensor y los espacios de maquinaria. Cualquier
equipo en desuso que no se retire presenta peligros potenciales
y si se va a instalar un nuevo ascensor, se deberá retirar el equipo
redundante.

Deja un comentario

Share This

Comparte conocimiento

¡Pásale este artículo a tus amigos!