Programa de mantenimiento. Ascensor Hidráulico

Además de las tareas de mantenimiento habituales de cualquier elevador, los ascensores hidráulicos, por su diseño y los elementos que lo componen, necesitan de la realización de unos trabajos extra en las visitas de mantenimiento.

Pasamos a detallar cuales son algunas de estas tareas especiales:

Pérdidas de aceite en el cilindro

  • Verificar visualmente que el cilindro no presenta pérdidas de aceite

Refrigerador de aceite y termostato

  • Si la central dispone de refrigerador de aceite, comprobar su funcionamiento
  • Revisar el termostato que controla la temperatura límite del aceite

Pistón y retenes

  • Comprueba el estado del pistón (arañazos, marcas, etc.) y la limpieza del mismo.
  • Observa que por los retenes no haya pérdidas anormales.

Cabezal del pistón

  • Comprueba el apriete de tornillos y el estado de la polea.
  • Revisa las rozaderas (holguras, desgaste, etc.).
  • Verifica que los cables están en buen estado.

Nivel y estado de aceite en la central

  • Quita la tapa del tanque y comprueba el estado del aceite.
  • Con el indicador, comprueba que el nivel del aceite es el correcto (con la cabina estacionada en el nivel superior).
  • Verifica que mangueras y tuberías no presenten fugas.

Central y bloque de válvulas

  • Mantén limpio el conjunto central/bloque de válvulas, tanto de polvo como de aceite.
  • Si aparece aceite en la tapa de la central, es posible que el bloque tenga pérdidas.

Válvula paracaídas y acuñamiento por limitador

  • Verifica la actuación de la válvula paracaídas. Las centrales hidráulicas vienen equipadas con un tornillo específico para realizar esta prueba.
  • Los ascensores con doble pistón, deben tener sus respectivas válvulas interconectadas para garantizar la actuación simultánea.
  • Si tiene paracaídas actuado por limitador o aflojamiento, realiza la prueba.

Presión mínima y máxima

  • Verificar la presión mínima en el supuesto de acción indirecta (1:2). Con ello aseguramos que el pistón no baja con sólo el peso del cabezal, y con posibilidad de que se salgan los cables.
  • Verificar la presión máxima por encima de la cual actuaría la válvula de sobrepresión (es el límite de trabajo del conjunto hidráulico). Suele venir indicada en la etiqueta de la central.

Deja un comentario

Share This

Comparte conocimiento

¡Pásale este artículo a tus amigos!