En la población China de Guangzhou se encuentra el edificio CTF Financial Center donde se encuentra alojado el que ahora mismo es el ascensor más rápido del mundo. Esta torre contará con dos ascensores que alcanzarán los 20 metros por segundo convirtiéndose en los más rápidos fabricados hasta la fecha. También contará con 28 ascensores más que se moverán a 10 metros por segundo. El fabricante japones Hitachi ha desarrollado esta obra maestra de la ingeniería que es capaz de recorrer cien plantas en 43 segundos moviéndose a una velocidad próxima a los 75 km/h. Para ello cuentan con los motores de imanes permanentes más potentes del mundo y cables de tracción reforzados que garantizan la seguridad y durabilidad de todo el sistema.

Desafíos técnicos de los ascensores de alta velocidad

Ascensor alta velocidad El movimiento vertical a velocidades tan altas supone un gran reto a nivel de ingeniería, pero aún más importante es la seguridad del ascensor. Por ello, el fabricante ha desarrollado soluciones específicas para mantener el control de esta maravilla tecnológica en situaciones límite.

Sistema de frenado del ascensor

Estos ascensores integran un freno electromagnético de altas prestaciones capaz de soportar altas temperaturas, ya que se puede llegar a los 300 grados centígrados durante un frenado de emergencia.

Confort del elevador

Las cabinas cuentan con dispositivos capaces de amortiguar las vibraciones que la alta velocidad puede transmitir a todo el sistema, para que los usuarios puedan disfrutar de un agradable viaje. Del mismo modo, Hitachi ha desarrollado un sistema capaz de controlar la presión del aire dentro de la cabina para impedir que el usuario pueda sufrir los efectos de la variación de presión al subir o bajar tan rápido. Con todo ello se alcanza un gran confort dentro de la cabina a pesar de movernos en vertical a velocidades tan altas.  
Share This

Comparte conocimiento

¡Pásale este artículo a tus amigos!